El Becario

Llega el presidente de una compañía y le dice al vicepresidente, ambos por supuesto sin otra cosa que hacer:

Si hago el amor a mi mujer es cuestión de ¿placer o de trabajo?

¡Por la gloria de mi madre! - responde el vicepresidente - no tengo ni idea.

Pues te doy una hora para que me des una respuesta.

El vicepresidente va entonces al vicepresidente adjunto (también tocándose las pelotas) y le suelta:

Oye, si nuestro amado presidente hace el amor a su mujer es cuestión de trabajo o de placer.

Este, que estaba en las nubes, tampoco tiene ni idea y el vicepresidente le dice que tiene 55 minutos para resolverlo.

... etc. etc. etc. ...

Total, que al final llega el jefe de sección y le dice al becario que estaba que no le cabía ni un sólo papel mas encima de la mesa y estaba hasta arriba de curro:

Becario, becario, una pregunta.

Joder, estoy liadísimo, responde el becario.

Una sola pregunta muy importante.

Entonces el becario, termina asintiendo y dice:

¿Bueno, que quieres?.

Que si nuestro amado presidente hace el amor a su mujer, es cuestión de trabajo o de placer.

Joder, de placer - responde el becario -.

Pero, ¿cómo has contestado tan rápido?" pregunta su jefe.

¡Porque si fuera algo de trabajo, me la estaría follando yo!.