8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora

Hoy nos hacemos eco de este día: "8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora".

En este día se celebra desde hace más de siglo y medio y tiene como fin hacernos reflexionar sobre la evolución de las condiciones en que viven y trabajan las mujeres de todo el mundo.

Aunque hacia mediados del siglo XIX, las mujeres obreras empezaron a alzar la voz para protestar por sus pésimas condiciones laborales, no fue hasta 1857 cuando en Nueva York hubo una marcha de mujeres trabajadoras de una fábrica textil en protesta por las condiciones de su trabajo. Pero el acontecimiento que condicionó esta fecha fue el 8 de marzo de 1908, cuando se produjo un lamentable hecho que ha pasado a la Historia: 129 trabajadoras (también en Nueva York), de la fábrica Sirtwoot Cotton se encerraron para reclamar la igualdad de derechos laborales.

¿Sabes lo que pedían? Una jornada de 10 horas diarias y descanso dominical. Pues bien, al dueño de la fábrica no le parecieron unas reivindicaciones razonables, de modo que optó por cerrar las puertas y prender fuego a las obreras.

Un año después, se instauró el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El color violeta, igual que el de las telas que fabricaban aquellas mujeres, se convirtió en símbolo de esta lucha, que llegó a Europa en 1991, cuando más de un millón de hombres y mujeres participaron en manifestaciones en demanda de igualdad de condiciones.

Año tras año, la celebración de este día se fue instaurando paulatinamente en distintos países: Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia,... Curiosamente, en Rusia, las mujeres se amotinaron en febrero de 1917 a causa de la falta de alimentos. Aquella masiva protesta fue la primera de otras muchas que desembocaron en la revolución que estalló meses después.

En 1977, las Naciones Unidas adoptaron una resolución que invitaba a todos los países a celebrar, cada 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Hay quien piensa que ya no debería ser necesario conmemorar esta jornada, pero lo cierto es que la igualdad total aún es una utopía.

Si te interesa saber más sobre el tema, puedes echar un vistazo a estas páginas web dedicadas a exponer datos referentes a la situación de la mujer en el mundo:

Todos podemos y debemos hacer algo, ¡impícate!, hazte escuchar y que no sea sólo un día, sino un día de reflexión para evaluar que has hecho durante el año pasado, que puedes hacer para mejorar tu situación y la de los demás, y sobre todo que harás durante el próximo. Recuerda que hay que seguir luchando día a día por la igualdad.