Para no llorar al cortar cebollas: evitar establecer lazos emocionales con ellas.


Comentarios